Logo de Sombrerería La Favorita
Sombrero Panamá Fino ala ancha cinta negra natural - Vintimilla

6 Consejos para cuidar un sombrero panamá

Índice de contenidos

Compartir artículo

Cómo cuidar tu sombrero panamá

Los sombreros panamá están hechos de paja toquilla (hoja de palmera también conocida como hoja de palma o Cardulovica Palmata que es su nombre técnico).

Y como bien sabéis, es un producto artesanal, ya que es tejido a mano por maestros tejedores en Ecuador.

  1. En climas secos o ante la exposición al sol, la paja se seca y por ello conviene humidificarlo de vez en cuando con un vaporizador de agua. Cuando la paja se seca y se aprieta, se rompe.
  2. En climas húmedos hay que tener cuidado con la exposición continuada a la humedad, ya que tampoco es lo adecuado que la paja esté continuamente húmeda puesto que puede aparecer moho.
  3. Nunca dejar el sombrero expuesto directamente a una fuente alta de calor como por ejemplo el maletero del coche. Los cristales realizarán un efecto lupa que acabará “quemando” la paja y el sombrero se quebrará y estropeará.
  4. Evitar siempre que se pueda (lo ideal es siempre), pellizar la copa a la hora de ponérselo. Lo adecuado es coger el sombrero por las alas para ponérselo en la cabeza. Como hemos mencionado con anterioridad, si la paja está seca y se aprieta, se acabará rompiendo.
  5. Si se le mancha la paja de sombrero, al ser una prenda que admite ser mojada, se puede limpiar con una esponjita y un jabón neutro. En cambio, las manchas de sudor en la cinta, suele quitarse muy mal por la composición química del sudor.
  6. A la hora de guardarlo intente dejarlo dentro de una sombrerera o en algún lugar en el armario donde no se pueda poner nada encima.
 
 

A pesar de que hay muchos modelos que son más flexibles que otros y que por ello permiten ser doblados, en La Favorita, no recomendamos plegar el sombrero panamá. Este precioso sombrero está hecho con paja natural, que con el sol se seca, y cuando la paja está seca, si la apretamos terminaremos rompiéndola.

En origen, cuando se está tejiendo el casco es muy flexible porque se encuentra en un entorno de mucha humedad, pero cuando ya se le da la forma al sombrero planchándolo, no es muy recomendable doblarlo.

Aún así, hay sombreros que se pueden plegar, pero para nosotros es mucho más bonito el sombrero cuando no se dobla porque con el tiempo, acaba perdiendo su forma original.

Deja una respuesta